Ana Belén y Víctor Manuel, La Puerta de Alcalá